Hoy se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía. En una fecha tan importante para el planeta y para nosotros, que somos parte de la vida que lo habita, detengámonos unos minutos a reflexionar sobre el tema. ¡¡¡Estamos a tiempo, ahorrar energía puede ser un magnífico hábito!!!

Según la web DIAINTERNACIONALDE.com cuando buscamos el origen de este día las fuentes son limitadas. Pero, algunos hacen referencia a que fue instaurado en el 2012 por el Foro Energético Mundial, sin embargo, no hay muchos detalles al respecto. Lo que sí está claro es que se celebra en esta fecha. Esta efeméride se creó con la intención de conservar los recursos naturales y para lograr eficiencia en el área energética.

En todo caso, lo importante es lo que representa este día. Y, es que el cuidado del medio ambiente es una tarea que nos corresponde a todos. En este planeta vivimos, compartimos y aquí queremos que sigan nuestros hijos.

En esta materia del ahorro de energía, se han creado iniciativas como la de La Hora del Planeta. La misma se celebra el último sábado del mes de marzo y consiste en un apagón eléctrico voluntario de una hora de duración.

Cuidar el planeta es una labor de todos

En nuestra sociedad, todos, o casi todos, somos conscientes de que debemos cuidar el planeta. Entre tantos motivos porque es nuestra casa mayor y el uso irracional de los recursos no renovables, no solo provoca que estos se gasten. Sino, que la actividad humana relacionada con ellos ha provocado catástrofes medioambientales.

Por otro lado, no todos asumimos nuestra parte de responsabilidad en hacerlo, como tampoco lo hacen muchos gobiernos del mundo.

Hoy, tenemos el afán de desarrollarnos como sociedad, en los sectores de la industria, economía y tecnología. Además, utilizamos recursos como el carbón y el petróleo de manera indiscriminada. En estos procesos terminamos dañando el medio ambiente, sin tomar en cuenta los daños irreparables que esto puede ocasionarnos.

En los últimos 50 años se han producido al menos 130 derrames de petróleo. Un ejemplo de esto, son los buques como el caso de la “Marea negra en el Golfo Pérsico” o el “Hundimiento de la plataforma Deepwater Horizon. En estos accidentes, los peces se envenenan al consumir presas con crudo. Como resultado, toda la cadena trófica queda dañada pudiendo afectar, incluso, al ser humano. Además, los hidrocarburos destruyen los huevos o producen crías con malformaciones.


Marea negra en el Golfo Pérsico
Durante la Guerra del Golfo, en 1991, se produjo el mayor derrame de petróleo de la historia. Durante su retirada de Kuwait, las tropas iraquíes arrasaron cientos de pozos y barcos petroleros provocando el vertido de cerca de 1.800.000 toneladas de crudo. La inmensa marea negra de más de 4.000 km2 que se generó causó un profundo impacto en la vida marina y costera de los países de la zona. El hecho de que el Golfo Pérsico sea una masa de agua no muy extensa, semicerrada y poco profunda potenció el efecto contaminante. Foto: © Mary Rose Xenikakis / US Marine Corps.

Por otro lado, la quema del carbón para crear energía, genera emisiones de CO2 (convirtiéndolo en el principal causante del cambio climático) y la minería subterránea, gas metano (un potente gas de efecto invernadero). Su contaminación se filtra en el agua, la tierra, a través de grietas y hendiduras, aumentando el riesgo de asma, enfermedades cardíacas y cáncer, y causando la muerte prematura de miles de personas cada año.

España: la producción de carbón y las energías renovables

Fuentes renovables. Foto: Revista Energética

El Ágora (diario del agua) informó este año que, en España, la producción de carbón descendió en 2019 un 64,8 % con respecto al año anterior. A su vez, de que las energías renovables representan ya el 49,3 % de la capacidad de generación en España, que cuenta con más de 108.000 MW, según la información estimada por Red Eléctrica de España en su previsión de cierre de 2019.

Las energías no renovables se van agotando, el cambio climático ya no es una predicción y el medio ambiente sufre las consecuencias de nuestras acciones.

Es por ello que muchas organizaciones buscan sensibilizar a la población sobre la importancia de ahorrar energía y pedirles a los gobiernos un uso racional de los recursos energéticos o de buscar alternativas que favorezcan al medio ambiente.

¿Ahorramos energía?

No deja de ser cierto el hecho de que los gobiernos tienen una competencia ineludible en cuando a materia energética y cuidado del medio ambiente. Sin embargo, todos nosotros debemos de tomar acciones. Piensa que muchos esfuerzos individuales se convierten en un logro de alcances significativos para la sociedad. Ahora bien, ¿qué podemos hacer para ayudar en el ahorro de energía?

  • Utilizar la luz natural mientras sea posible.
  • Desenchufar dispositivos o cargadores que no necesitemos.
  • Utilizar bombillas de bajo consumo.
  • Apagar luces y televisores que no estemos utilizando.
  • Desenchufar aquellos aparatos que no necesitan de conexión continua.
  • Procurar descongelar los alimentos a temperatura ambiente, sin la utilización del microondas.
  • Controlar el uso de la calefacción y aire acondicionado.

Son acciones muy simples, vinculadas a nuestra vida diaria. Puede que tomar parte de ellas al principio cueste, pero al final, la cotidianidad, las puede convertir en un buen hábito.

El Día Mundial del Ahorro de Energía es celebrado por organizaciones, asociaciones e instituciones que intentan crear conciencia en la sociedad sobre la importancia de este hecho. Dentro de sus acciones para incentivar el ahorro energético se encuentran la realización de campañas, foros, talleres, seminarios, guías para el uso adecuado de la energía, juegos infantiles con la temática, presentación de libros y folletos, eventos culturales, elaboración de murales ecológicos, vídeos y muchísimas otras más.

Todos podemos celebrarlo de distintas maneras. !!! Y, qué mejor forma de celebrar este día que tomar acciones desde hoy por el planeta!!!

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.